19
Feb

The OA, dos letras que esconden una historia enorme.

 

 

Las grandes historias, las que logran calar hondo en las personas son aquellas que apelan a algún rasgo de la esencia humana. No importa si son sentimientos altamente recorridos, como el amor por decir uno, o se asientan en creencias, sensaciones o realidades. Lo importante es llegar al meollo, a ese tema cotidiano, que nos puede pasar a todos, y contarlo en un entorno poco cotidiano. Las grandes historias suceden cuando se encuentran la razón abordando la esencia humana, y la imaginación disfrazando el entorno, aportando los condimentos necesarios para mostrar lo esencial en un contexto que nos sorprenda.

Este es el caso del nuevo producto de Netflix, The OA. La serie, que fue creada, actuada y dirigida por Brit Marling, es un culto a la creencia, y no entendida desde un punto religioso, sino esa idea humana de sentir que estamos por algo en la vida más que para comer y provocar catástrofes ambientales. Prairie, la protagonista, viene con toda su desfachatez a darnos vuelta la estantería en un momento donde el negativismo y la desconexión social viene ganando, y nos golpea fuerte en la cara para decirnos que estás acá en la tierra para hacer algo bueno, que cada uno de nosotros es responsable y parte activa del mundo. Nos mira a los ojos, y con frases simples y llenas de contenido nos dice que volvamos a la esencia, que no dejemos que el entorno nos corrompa, somos buenos por naturaleza, sin importar las cagadas que nos hayamos mandado, lo dura que haya sido nuestra vida, nuestra orientación sexual o aspecto físico.

Esta serie tiene la capacidad de ponernos en un aprieto, nos incomoda al mostrarnos cómo la objetividad de la ciencia a veces nos sumerge en un raciocinio y una pérdida de las emociones y, en definitiva una pérdida de lo que nos define como humanos. Y todo esto lo hace en un entorno mágico, una historia fantástica, condimentada con tintes misteriosos, un pueblo algo oscuro y prejuicioso, y personajes con suficiente peso e historia para ir desojando capítulo a capítulo.

Para nada descuidada está la dirección de arte, la fotografía en la que abundan los cielos y la utilización de los colores para acompañar el timing de las emociones.

En resumen, cuando todos sentimos que la humanidad está perdida viene The OA a decirnos que somos seres buenos por naturaleza, que llegó el momento de volver al innatismo humano y creer nuevamente, sentir de verdad, conectar con las personas, con la energía de las personas, que solo así encontraremos cuál es nuestro sentido en el mundo.

Reparto:

 

  • Brit Marling, como Prairie Johnson
  • Emory Cohen, como Homer.
  • Scott Wilson, como Abel Johnson.
  • Phyllis Smith, como Elizabeth ‘Betty’ Broderick-Allen.
  • Jason Isaacs, como el Dr. Hunter Hap.
  • Nikolai Nikolaeff, como el Señor Azarov.
  • Alice Krige, como Nancy Johnson.
  • Patrick Gibson, como Steve Winchell.
  • Brendan Meyer, como Jesse.
  • Ian Alexander, como Buck Vu.
  • Brandon Perea, como Alfonso Sosa / El Francés.
  • Paz Vega, como Renata.
  • Victor Slezak, como Kevin Harris.
  • Rosalind Chao, como Patricia Knowler.
  • Sean Grandillo, como Millas Brekov.
  • J. C. MacKenzie, como Dr. Mark Shea.
  • Va Brill, como Scott Brown.
  • Sharon Van Etten, como Rachel.
  • Riz Ahmed, como Elias Rahim.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Todavía no hay comentarios

¿Por qué no sos el primero?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *